​¿QUIÉN DOMINA A QUIÉN? 

El famoso dilema tan tratado y debatido en muchos lugares y  redes sociales. 
Sé concluye acertadamente que es la sumisa quien determina los límites,  la que decide a quien se entrega, la que ata mano del amo desde su cuello, la que pone las condiciones de su entrega y quien con derecho abandona su sumisión por los excesos. 

Aparentemente sí, es la sumisa la que controla inicialmente…… PERO NO ES LA QUE DOMINA. 

Una sumisión responsable lleva a cabo todos esos pasos pero ella debe obligadamente trazar unos límites,  debe otorgar a su Señor un área de actuación perfectamente establecida. 

Sí y solo sí responsablemente otorga poder a su Señor dentro de esos límites él podrá ejercer su poder y dentro de ese derecho y poder no existen razones para negarse a nada. 

Podéis replantear los pactos, podéis poner en consideración de vuestro Señor alguna situación pero será su potestad evaluar si es una petición razonable o un mero capricho. 

Domina el Dom siempre, pero sin un área de actuación definida ni existe ni Amo, ni Señor, ni Dueño. Y tampoco existe sumisa. 

De nada vale que pregones por doquier tu sumisión si no has tenido la sensatez de demostrar coherencia en los pactos.  Si te dejas llevar por el entusiasmo sufrirás las consecuencias porque te rebelaras en tu sumisión y hundirás a tu Señor en la perdida de su poder. 

Ser sensata también es obligación de una sumisa y lo que otorgas no puedes quitarlo así como así….  Luego no te quejes que tu Amo no ejerce cuando eres tú quien ha fallado en sus pactos. 

Reflexiones de eterno aprendiz 

Monsieur Valmont.

EL CAMBIO

Parto del hecho de que leo en muchos perfiles y grupos los gritos de rebeldía e intento de valoración exagerada cuando decimos… “Yo soy así y estoy orgullos@ de mi forma de ser y quién me quiera me tiene que aceptar como soy” “no permito a nadie atentar contra mi forma de ser” ” siempre he sido asi” ” es muy complicado cambiar”

Esto suena muy válido y lógico pero……….. 

El cambio es necesario e inevitable en todos los aspectos de nuestra vida.

Todo cambia ineludiblemente las cosas y las personas, cambiar es transformar nuestra conducta o nuestra forma de pensar ante diversas situaciones y estos cambios incluso se dan inconscientemente modificando nuestro carácter, nuestra forma de razonar.

No debemos tener miedo a los cambios y si haces un examen a conciencia verás que hace 10 años no eras tal cual eres hoy.

Ahora llevando este tema al plano BDSM evidentemente una dominación responsable y comprometida  (no me refiero a los que juegan, que es una opción valida pero no va para ellos está reflexión) pretenderá “cambiarte”, debeís de ser conscientes que un Dom intentará colaborar en que tu vida sea mejor, que tu conducta sea la apropiada, que tus defectos sean corregidos y que tu educación este a la altura de sus pretensiones, por lo tanto procurará que EVOLUCIONES  (palabra que uso por si le tienes fobia a “cambiar”).
Ningún Amo responsable pretenderá cambiar tu esencia, no vulnerará tus gustos, aficiones, nivel cultural y desarrollo profesional si no son perjudiciales.  Mirad mi ejemplo jara es mi sumisa pero es wicca  y   y yo siempre he promovido ese perfil porque no quita nada a mi condición de Dom, salvo cuando atenta contra el tiempo que debe dedicarme. 

Nada complace más a un Amo que ver los frutos de su doma, nada es mas placentero que ver a su sumisa crecer en sus manos y ver su esfuerzo en complacerle. ¿Qué mérito tiene una sumisa sin cambios? ¿ Qué mérito tiene una siembra sin cosecha? ¿Qué mérito tienen unos límites que no se tocan o extienden? 
No temáis a la palabra CAMBIO ni al hecho de cambiar. 
Yo mismo lo necesito urgentemente.

Y como siempre digo, todo cuanto escribo no pretende enseñar nada porque son reflexiones de un eterno aprendiz y alguien que pretende vivir este maravilloso mundo basado en el respeto que ėste merece. 

Monsieur Valmont.
“En un mundo superior puede ser de otra manera, pero aquí abajo, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces”.

John H. Newman

24/7 ¿FANTASÍA O REALIDAD?

Hablar de un 24/7 de forma general es muy complicado por lo que expreso aquí sólo detalles y consejos de mi experiencia personal basada en mi relación D/s.
El proceso a este estilo de vida ni es tan simple ni tan complicado, tienes en principio que tener LA ACTITUD Y DESEO de vivir de esa manera y NO DE OTRA, y que tu contraparte quiera LO MISMO, de esta premisa parte todo.
De lo contrario será angustiante, cansado, agotador, tenso y asfixiante para una, otra o las dos partes. Dos que se respeten, dos que les guste el bdsm, dos que no vean otro tipo de vida; demasiadas coincidencias tienen que darse y que generalmente se dan en parejas estables, la verdad de cada uno es la experiencia vivida y la experiencia me ha dicho que para bien o para mal sólo este tipo de parejas llegan a este punto y que el amor de por medio contribuye ya que nos puede ayudar a salvarnos de otras tentaciones.
No pienses dominante que un 24/7 es tener a tu sumisa o esclava de rodillas o humillada 24 horas o que tú sumisa pretendas que tu amo esté las 24 horas dándote órdenes, eso es fantasía. Hay que hacer una vida como todos, no podemos apartarnos de las exigencias de la vida social.
Por lo demás las prácticas en general se conducen solas salvo la parte más complicada para muchos que es el PROTOCOLO INTERNO que sugiero es básico para que este tipo de relación no decaiga y se hunda en el avainillamiento o la rutina.

Aconsejo establecer para este protocolo como mínimo los siguiente detalles:
– Comunicación (la manera como es entre vosotros y otros del mundo bdsm y vainilla) a mi modo de ver tiene que haber distinciones.
– Detalles (artilugios, símbolos abalorios, vestimenta, marcas, etc) que te hagan sentir tu rol.
– Complicidad (detalles imperceptibles para el mundo vainilla, posicionamiento, posturas, movimientos, gestos, etc.) estos bien establecidos contribuyen a la permanente conexión, y
– Constancia (ser creativo, no dejar enfriar la relación), ésto responsabilidad de ambas partes.

Si esto se mantiene lo demás llega de acuerdo a los límites que preciséis juntos dentro del marco de lo que es una responsable relación bdsm.
Si os arriesgáis a este estilo de vida debéis aceptar que lo cierto es que existe en una relación 24/7 una dependencia mutua y a riesgo de que otros Dominantes me envíen a la hoguera creo que esa dependencia hace saltar la paradoja de ¿quién domina a quién? y si te toca una sumisa alfa, pues ya te digo que la tenéis más complicada aún …… Pero si ese reto y la doma constante te reporta satisfacción, si mantienes lo logros y no pierdes el control, sin duda estarás donde quieres y con quien quieres.
Yo hablo por mi experiencia, lo que a mi me ha resultado, no deseo ser ejemplo, ni esto es una guía incuestionable, ni es para crear polémica, sólo responder a quienes se han interesado en el tema y han preguntado mi humilde punto de vista.

Monsieur Valmont

.CIMG5994-2

EN DEFENSA DE LOS DOMINANTES

Se habla mucho, muchas veces, en todos los entornos y con asiduidad respecto a los derechos de la sumisa y su defensa pero ¿de los dominantes qué?.

Y por supuesto que no hablo de aquellos que consideran el BDSM un juego sino de quienes asumen con responsabilidad el tener el poder sobre alguien.
Esa responsabilidad implica casi una impuesta presión hacia la perfección. Todo acto de la relación que desencadene en un conflicto es culpa del dom.
Una orden no acatada es por una orden sin fuerza ni contundencia.
Un castigo que no corrige insuficiente.
Un golpe mal dado denota falta de control.
Una gesto gentil significa flaqueza.
Una práctica no controlada es por falta de destreza.
Si decide tener más sumisas es un sinvergüenza.
Si decide ser monógamo se le descalifica por no tener libertad obligado sólo a alguien.
Si eres duro eres un sádico enfermo.
Si eres de juegos suaves eres un blandito.
Si no amas eres un descorazonado.
Si amas eres un amito ñoño.
Si decides romper la relación con tu sumisa eres perverso.
Si tu sumisa te deja es porque no has estado a la altura de un “buen” dom.
Y claro ni se le ocurra una lágrima por que ya pierde autoridad.
Ni hablar de pedir algo por favor, es inadmisible.
Si te esfuerzas por ganarte la confianza y no lo logras otro fracaso.
Si no te ganas el respeto mereces no ser respetado.
Si no te da libertad en tu vida privada es inseguro, si te la da no sabe controlar.
Si no te permite reivindicaciones y expresiones personales es un tirano y si lo hace promueve tu rebeldía luego que no se queje.
Si complace tus caprichos está perdido y si te fuerza a cumplir los suyos dictador.
Si te regaña o te castiga con la indiferencia es un maltratador psicológico.
Si no te corrige e intenta que cambies no tiene ni idea de lo que es la doma.
…… Y así podría seguir nombrando infinidad de situaciones en que los falsos estereotipos sitúan a un dom en un imaginario pedestal cuando sólo es un hombre, humano con defectos y cualidades que todo ser viviente tiene ineludiblemente, pedestal al que algunas sumisas obligan y fuerzan ubicar a sus Amos.
Si bien es cierto que las sumisas lo dan todo y para ello tienen que tener una gran fortaleza. ¿Cuanta fortaleza debe de tener un amo responsable para asumir esa entrega?
El éxito de que una relación bdsm funcione siempre, si y sólo si, saldrá adelante si el dom actúa “como debe de ser” de lo contrario la mala fama y el fracaso le perseguirá siempre.
¿Creéis de verdad que no hay sumisas puñeteras, caprichosas, con un espíritu solapado dominante escondido en sus pretensiones de control? Aquellas que te imponen infinidad de limitaciones?. Las que les gusta aparentar sin serlo.? Las que por las redes lo dan todo pero en cuanto están cara a cara no ceden el control.?
Las hay .. y peores.
Pero siempre, repito, la responsabilidad es del dominante y mientras las sumisas sólo se quitan el collar virtual para luego entre los corchetes poner otras siglas muchos dominantes tienen que abandonar sus perfiles y empezar de nuevo.
NO SOMOS DIOSES NI QUEREMOS SERLO.
Y todo cuanto hoy he escrito no pretende ser enseñanza de nada, sólo son mis divagaciones expuestas de manera muy personal y como persona y no dios puedo estar completamente equivocado.FB_IMG_1425931546451 Sigue leyendo

ROMPIENDO ESTEREOTIPOS.

Cuando incurres en el mundo del BDSM debes de tener conciencia de que te espera un largo y perenne aprendizaje. Pero en sus inicios, en tus razonamientos fluyen miles de conflictos como: si estás actuando con lógica y sensatez, si te estás comportando como una persona madura y juiciosa, si no son sueños de un pajillero o una cachonda más con su sexualidad descontrolada, si sólo buscas gobernar a tu machismo o proteger tu debilidad, si tienes una gran necesidad de alimentar tu autoestima, si actúas por resquicios de una educación exigente o si sufres las consecuencias de un pasado de maltratos. Estos pensamientos y divagaciones, que consideramos en su momento la mayoría, te sumergen en planteamientos de vida que podrías llegar a superar rompiendo estos estereotipos que la sociedad por fuerza intenta imponerte o tomar la triste opción de encerrarte en la burbuja de la falsa moralidad que te hará infeliz por siempre. Sólo tú tienes la elección de tu destino, eres el responsable de tus actos y quien sufrirá las consecuencias de ello.
Entra en tu mente, analiza, estudia, observa, compara y decide por ti mismo, nada ni nadie debe impedir tu felicidad, deja salir tu esencia, vive tu vida a tu manera y elige voluntariamente si quedarte o dejarlo.

Imagen